Projects

Current work

Wildnis

2021 Wildnis, Atelier JG, Hannover. Alemania

Agus Díaz Vázquez se apropia de sistemas de representación alejados de la reducción formal geométrica para adentrarse en otra reducción pictórica tan visceral como armónica, persiguiendo la frescura presente en patrones actuales del diseño gráfico tanto como en motivos recurrentes del arte íbero. La pandemia del COVID-19 produjo un fuerte impacto en Agus Díaz Vázquez, que dejó de lado su producción de entonces para centrarse en obras más personales, buscando una suerte de regreso introspectivo a los orígenes y la naturaleza. El artista recordó entonces su infancia en un pequeño pueblo de la sierra de Huelva, donde pasaba el tiempo rodeado de animales y vegetación. Es por esto por lo que toma representaciones del arte íbero —ya sea a través pinturas, esculturas o elementos arqueológicos propios de este período— para aventurarse a trabajar con una pintura sencilla, salvaje y divertida, situando al espectador ante escenas torpes en las que, por ejemplo, un Squirtle cabalga un embravecido caballo de herencia íbera directo hacia un campo de fútbol (que parece haber sido realizado con el Paint). Encontramos aquí un breve recordatorio: lo importante no es que la pintura sea exclusivamente un medio para inter- pelar, sino también hacer del proceso algo tan convictivo como divertido.

Text: Javier Iáñez Picazo

Talk about the forest

2020 – 2021 Palacio de los Condes de Gabia, Granada.

En Talk about the forest, el artista Agus Díaz Vázquez construye su visión personal de un bosque reducido donde la sala de exposiciones se convierte en ecosistema pictórico artificial. La herramienta principal del artista y el espectador será, por lo tanto, la capacidad de desarrollar una visión selectiva, la urgencia de aprender a mirar bajo criterios de selección en un panorama actual donde nada parece escapar de la saturación, el ruido y la desinformación (ni siquiera el bosque).

La naturaleza hace ya tiempo que dejó de ser el opuesto de la urbe artificial para evolucionar hacia una ciudad-natural donde el sistema se ha encargado de suprimir cualquier diferencia entre natural/artificial. Así, la pintura de Agus Díaz Vázquez parece surgir desde un proceso de observación y experimentación donde formas difusas y orgánicas conviven con manchas sólidas y contundentes, poniendo en práctica una síntesis reveladora donde el color cobra una vital importancia mediante contrastes tan armónicos como chirriantes (igual los tonos que recubren los animales y las plantas venenosas del bosque).

Text: Javier Iáñez Picazo

Photos José A. Albornoz

Transurban

2019 Instituto America de Santa Fé (Granada) FACBA

“Transurban” is a term that Franceso Careri coined and that speaks of the exercise of wandering through urban areas that are not the city, but that belongs to it, what we call periphery or that manages to locate and establish the margin of what, with doubtful pride, we call the city. Transurban is directly connected with the practice of drift, that is, the action of letting oneself be randomly carried by the space we inhabit, forming part of that evolution related to the terrain and the encounters that take place in it.

The intertwined terms are the starting point of the project of Agus Díaz Vázquez, whose working methodology is precisely to wander, describe drifts with his body, observe elements of the landscape, capture them and keep them in his mind, and the start a study of what has been lived through his painting. This proposal speaks of painting as a way, of how this artistic practice can translate a vital process as interesting as the observation of our environment, of nature, and how pictorial activity itself can become the engine of the search for what unknown.

Painting these landscapes places the artist in a dialectic between the reality of his context, the pictorial representation itself and an action of observation and enjoyment of the environment.


“Transurbancia” es un término que acuñó Franceso Careri y que habla del ejercicio de deambular por zonas urbanas que no son ciudad, pero que le pertenecen a ésta, aquello que llamamos periferia o que consigue situar y establecer el margen de lo que, con dudoso orgullo, denominamos ciudad. La Transurbancia está directamente conectada con la práctica de la deriva, esto es, la acción de dejarse aleatoriamente llevar por el espacio que habitamos, formando parte de ese devenir relacionado con el terreno y los encuentros que en éste se producen.

Estos términos entrelazados son el punto de partida del proyecto de Agus Díaz Vázquez, cuya metodología de trabajo es, precisamente, deambular, describir derivas con su cuerpo, observar elementos del paisaje, capturarlos y guardarlos en su mente para después iniciar un estudio de lo vivido a través de su pintura. Esta propuesta habla de la pintura como camino, de cómo esta práctica artística puede traducir un proceso vital tan interesante como es la observación de nuestro entorno, de la naturaleza, y de cómo la propia actividad pictórica puede convertirse en el motor de la búsqueda de lo desconocido.

Pintar estos paisajes sitúa al artista en una dialéctica entre la realidad de su contexto, la propia representación pictórica y una acción de observación y disfrute del entorno.

http://facba.info/agus-diaz-vazquez/

Estrategias para la dispersión

2020 Galería Ceferino Navarro, Granada.

Censure

2019 alRaso, Valle de Lecrín, Granada.
2019 5 mamíferos y un invitado, Galería Arrabal y Cía, Granada.